• Sáb. Ene 22nd, 2022

Término Perú

Portal de noticias del Perú y el mundo

Aldo Mariátegui sobre el huaco erótico gigante: “Asco, mal gusto y ordinariez”

El Perú actual es “barato, grotesco, huachafo, chillón”, asegura Aldo Mariátegui y el huaco erotico en Moche (La Libertdad) es la máxima expresión de ello.

A Aldo Mariátegui no le gusta. La versión gigante de un huaco erótico de la cultura Moche o Mochica sigue levantando polvareda, opiniones divididas. El exagerado falo que exhibe, el ataque que recibió, los niños que se toman fotos al lado y conocer su verdadero propósito (muchos señalan los fines reeleccionistas del alcalde de Moche, región La Libertad) son algunas razones que han puesto a esta estructura hueca hecha en fibra de vidrio en la polémica nacional.

Recomendado  App "SALVA" Ayudará a transformar en un lugar seguro los hogares de las personas con COVID-19

No obstante, Aldo Mariátegui destacó motivos estéticos para criticar el armatoste de estreno reciente. “Todo ha bajado mucho de nivel estético y el Perú de nuestros días se ha vuelto barato, grotesco, huachafo, chillón”, señaló el periodista que reside en Madrid, España.

En su columna de este jueves, titulada “Sobre nuestra decadencia estética” y publicada en el diario Perú21, Mariátegui asevera que “el país no ha hecho más que ‘pacharaquearse’”.

En esa línea, comenta en tono de nostalgia lo que alguna vez fueron los balnearios de Ancón y La Punta y los distritos de Barranco, Miraflores y San Isidro. A decir de Aldo Mariátegui, pareja de Madeleine Osterling, estos lugares dejaron de ser lo que alguna vez fueron, “balnearios atractivos y “barrios residenciales especialmente bonitos”.

Recomendado  Los 7 fenómenos astronómicos de 2022 que no te puedes perder

Y volviendo a la inmensa representación de un huaco erótico en Moche, Mariátegui no dudó en señalarlo como la versión máxima de lo que para él es la situación actual del buen gusto en el Perú.

El huaco gigante de fibra de vidrio “…es el summun del mal gusto y la ordinariez. Nada puede demostrar mejor la actual decadencia estética peruana que ese asco”, indica Mariátegui en su columna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *