Antivacunas obligan a evacuar colegio con amenaza de bomba

Boicot a una campaña de inmunización contra la COVID-19 para niños de un colegio de España. Más de 400 alumnos fueron desalojados en estado de “nerviosismo y ansiedad” por agentes de la Guardia Civil.

Un colegio de Tenerife (España) fue evacuado el jueves 10 de febrero después de recibir una llamada de teléfono en el que se avisaba de la colocación de una bomba como intento de boicot a la campaña de vacunación contra la COVID-19 entre los niños de 5 y 11 años en el local, reportaron medios locales.

Todo inició cuando la escuela recibió una llamada en la que se avisó que se había colocado un artefacto explosivo en el lugar, motivo por el cual el centro procedió a enviar un comunicado a fin de informar a todos los padres.

“Estimadas familias, hemos tenido que evacuar el centro por aviso de bomba”, señaló. El texto citaba las palabras textuales de la persona que efectuó la llamada: “Hemos puesto una bomba para que no vacunen a nuestros hijos”.

Guardia Civil realiza trabajos de rastreo y descarta amenaza

Debido la situación, el colegio notificó a los padres: “Todo el centro está acordonado y la Guardia Civil está inspeccionando el centro”, al tiempo en que pedía no acercarse al lugar.

Las autoridades concluyeron el rastreo en todas las dependencias del inmueble educativo sin hallar artefacto explosivo alguno.

Así lo confirmó en declaraciones remitidas a los medios el director territorial de Educación de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Federico Delgado, quien condenó esta acción “totalmente injustificada”, que “altera la vida del centro”, de los alumnos y sus familias, además de profesores y el resto de trabajadores.

Delgado detalló que durante la intervención de los cuerpos y fuerzas de seguridad fueron desalojados los 430 estudiantes “para mantener su seguridad y tranquilidad”. Añadió que el aviso de bomba produjo “nerviosismo y ansiedad”.

Garantizó, por lo demás, que la Consejería de Educación “se compromete rotundamente a seguir adelante con la responsabilidad que le corresponde”.

La Guardia Civil desplegó a agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana y de la de desactivación de explosivos (Gedex), que hizo comprobaciones y acordonó el lugar.

Fuentes de la Consejería de Educación señalaron a EFE que una asociación contraria a la vacunación contra la COVID-19 viene remitiendo varias cartas a la Consejería y a algunos centros educativos, antes incluso de que se conocieran los planes para administrar las dosis en centros educativos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x