Con 69 votos a favor y 39 en contra, en segunda votación, el Pleno del Congreso aprobó la norma que recompone el Consejo Directivo de la Sunedu

Con el pretexto de recuperar la autonomía universitaria, este miércoles el Pleno del Congreso aprobó, en segunda votación, el proyecto de ley que recompone el Consejo Directivo de la Sunedu. La norma fue aprobada con 69 votos a favor y 39 en contra.

La iniciativa recibió el respaldo de bancadas como Perú Libre, Fuerza Popular, Acción Popular y Renovación Popular.

Antes de su aprobación en segunda votación, parlamentarios presentaron cuestiones previas para que el texto regrese a la Comisión de Educación y Constitución; sin embargo, no obtuvieron los votos suficientes.

TE PUEDE INTERESAR
Diario español El País sobre el Gobierno de Dina Boluarte

“Lo que acá se pretende es cambiar la composición del Consejo Directivo de la Sunedu, ya que ellos pueden tomar máximas decisiones, como dar segunda, tercera, cuarta y hasta quinta oportunidad a las universidades”, denunció la exministra de Educación y actual legisladora, Flor Pablo.

En vísperas, un bloque de gremios de estudiantes emitió un comunicado en el que rechazan el proyecto de ley. Según detallaron, este no ha sido consultado con la comunidad universitaria, docentes, entre otros.

“Hacemos un llamado a los partidos políticos a sumarse al rechazo a estos proyectos de ley que solo nos pondría en una posición más vulnerable ante denuncias y persecución estudiantil por autoridades autofiscalizadas”, se lee en una parte de la misiva.

TE PUEDE INTERESAR
Susel Paredes "El adelanto de elecciones se ha pateado hasta el 15 de febrero"

Medidas contra Sunedu
Hasta enero de este año, la Sunedu le denegó la licenciatura a 48 universidades y dos escuelas de posgrado. De este total, al menos 24 casas de estudios presentaron recursos ante el Poder Judicial para dejar sin efecto la decisión.

Entre estas universidades están la Telesup, Científica del Perú, Simón Bolívar, José C. Mariátegui, Particular de Chiclayo y la Sergio Bernales. Precisamente, el fundador de la primera institución es José Luna Gálvez, actual congresista.

Así, las casas de estudios sin licenciatura buscan volver a operar pese a que no cuentan con las condiciones básicas de calidad exigidas por la Ley Universitaria. Expertos consideran que la recomposición del consejo directivo podría apoyar a estas universidades.